El verano, esa otra gran época de diversos propósitos sólo superada por el Año Nuevo: este verano voy a visitar ese lugar, y a probar tal comida, y a leer aquél libro que tengo desde hace meses, y a ponerme al día en materia de cine…

Pues eso, que a veces nos hacen falta unas semanas de asueto para lograr cumplir nuestros propósitos y, por qué no, leer ese libro que todo el mundo conoce y comenta y con el que nos hemos quedado un poquito descolgados. Por falta de ideas que no sea, por favor. Aquí dejo una lista de esos títulos o autores clásicos para los que nunca acabamos de tener tiempo pero que en algún momento de nuestra vida se merecen que les echemos un vistazo.

Cumbres borrascosas

Cumbres borrascosas: clasicazo entre los clásicos. Este título mundialmente famoso fue escrito por una de las hermanas Brontë (en este caso la autora fue Emily). Famosísima historia donde conoceremos a dos de los personajes más carismáticos y al mismo tiempo, algo siniestros, de la literatura inglesa: Catherine Earnshaw y Heathcliff. Lo leí hace muchos años pero aún recuerdo lo enganchada que me tuvo a sus páginas.

Las uvas de la ira

Las uvas de la ira: obra maestra del ganador del Premio Nobel John Steinbeck. Durante su vida, el genial escritor americano nos dejó otras maravillas como La perla o De ratones y hombres, pero sin duda yo me quedo con Las uvas de la ira, donde conoceremos a la familia Joad que se ve obligada a abandonar sus tierras de Oklahoma y emigrar en busca de un futuro esperanzador en la lejana y soleada California. Libro bastante duro, como casi todos los de Steinbeck, pero muy necesario. Un must-read imprescindible.

Grandes esperanzas

Literatura inglesa: poned algo de Dickens en vuestro verano, por favor. O de la genial Jane Austen. En el haber de Dickens hay títulos muy recomendables como Grandes esperanzas u Oliver Twist. Por su parte, Austen no falla con títulos como el archiconocido Orgullo y prejuicio, aunque tiene otros menos conocidos (pero para mí igualmente interesantes) como Emma, Persuasión o La abadía de Northanger.

La casa de los espíritus

Literatura en español: si lo que el lector busca son títulos en español, el catálogo de clásicos de diversos años es también muy variado. Desde las novelas más recientes del pasado siglo, como Cien años de soledad (G. G. Márquez) o La casa de los espíritus (I. Allende); hasta los títulos más antiguos como La Regenta (Clarín) o la mismísima Celestina (F. de Rojas).

El vientre de París

Literatura francesa: finalmente, si alguien se quiere introducir en los años más convulsos de la vieja Francia, puede recurrir a una de las grandes obras de la literatura universal como es Los miserables (Victor Hugo), o cualquiera de las obras de Émile Zola: Nana, El vientre de París

Como podéis ver, la selección es grande (y me he dejado muchos por el camino, en serio) y todos han sido leídos y aprobados por una servidora, así que si os animáis a acercaros a algún clásico en estas fechas, cualquiera de estas opciones será una buena elección.

🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *