Category: Noticias

Descontrolando la rutina

Que mi vida es un caos últimamente no es nada nuevo, llevo semanas diciéndolo, y tengo tantos libros por comentar que ya casi he perdido la cuenta, pero me temo que los posts tendrán que esperar hasta el principio de verano, lamentándolo mucho. :'( Mi casa está totalmente en obras y así estará hasta finales de junio más o menos. Estando como estoy de okupa en casa de mi abuela, sin internet, entenderéis que es imposible actualizar un espacio como éste, con sus fotos y sus exigencias. Así que os pido un poquito más de paciencia, éste proyecto no está abandonado; sólo atraviesa horas bajas.

A mi regreso tengo pendientes de comentar dos libros de Agatha Christie (La muerte de lord Edgware y El misterio de Listerdale), así como El olvido que seremos, de Héctor Abad y Crímenes imaginarios, de Patricia Highsmith. Al exilio me he traído Choque de reyes, la segunda parte de la saga Canción de hielo y fuego, así que supongo que también lo tendré listo para la crítica.

¡Nos vemos en unas semanas! :*

Un año más

¡Buenos días, mundo! Lo primero de todo: ¡feliz 2015! (Aunque ya llevemos una semanita en él, nunca es tarde si la dicha es buena).

Después de estas mini vacaciones tengo que decir que regreso con más ganas que nunca ya que durante estas fiestas me han regalado mogollón de libros que estoy deseando empezar. Enumero: El olvido que seremos, Sin una palabra (no lo conocía pero tiene una pintaza tremenda, gracias hermanita), Tengo tu número (creo que va a ser el próximo que lea), El club de los viernes, Brigada Lincoln, No llames a casa, El guardián invisible (qué ganas le tenía a esta colección de Dolores Redondo) y Mar de Madrid. Creo que no me dejo ninguno. No está mal, ¿verdad?

Lo cierto es que no recuerdo una época de tan baja lectura como estas últimas semanas. No sé dónde tenía la cabeza. Vale que las navidades me encantan y tengo mogollón de personas a las que regalar, pero aun así lo de este año no fue muy normal. Ahora estoy con Adiós, princesa. De momento resulta muy entretenido y ya va más o menos avanzado. Pero es que en el camino he tenido que dejar abandonado Los libros arden mal ya que mi bajo nivel de atención no era compatible con un libro como ése, pero a ver si para la semana ya puedo tener lista una crítica de la novela que tengo ahora entre manos.

Arthur Conan Doyle, creador del mítico detective Sherlock Holmes

De la que sí puedo hablar hoy es de El Valle del Terror, que supuso mi maravilloso y esperado reencuentro con Sherlock Holmes. Mirad como andaba yo de ánimos lectores que tardé casi un mes en terminar este libro, cortísimo y entretenidísimo, que en condiciones normales no me duraría más de dos días. C’est la vie!

En esta nueva obra (para mí) de Conan Doyle, nos encontraremos con un misterioso crimen sucedido en una gran mansión. Al principio todo parece evidente: el hombre era un refugiado estadounidense que escapaba de algo o de alguien. Pura venganza, vamos. Pero el caso se va complicando con pruebas confusas hasta que, sorprendentemente pronto, nos encontramos con que Sherlock da con la solución. ¿Por qué digo sorprendentemente pronto? Porque sucede a la mitad del libro. Presa del desconcierto, seguí avanzando para darme cuenta de que la segunda mitad de la novela sucede en una especie de flashback en la que nos trasladamos a Estados Unidos para conocer de primera mano los acontecimientos que llevaron al protagonista a escapar de ese país.

Personalmente me pareció un libro super entretenido, muy al estilo Sherlock Holmes, por lo que los amantes de ese personaje pueden apostar por él sabiendo que van por lo seguro; no decepciona.

Y me parece a mí que para empezar el año ya he escrito bastante. 🙂 Nos vemos para la semana, espero que con la crítica de Adiós, princesa totalmente lista. ¡Un abrazo!

Feliz Navidad

En Lecturas de Laura estamos de parón provocado por estas fechas y el estrés y trabajo que nos implican a todos, pero no podía dejar pasar este día sin felicitaros las fiestas y desearos que el 2015 venga repletito de casas buenas y, como no, de libros, muchos libros.

¡Un abrazo grande!

Premios Planeta 2014

Como todos los años, los Premios Planeta ya están aquí, y con ellos regresa una cita obligada con la lectura para muchos españoles. No en vano durante las próximas semanas seguro que tanto el libro ganador como el finalista se encontrarán en la lista de más vendidos en nuestro país.

Este año, el escritor afortunado en llevarse el galardón fue Jorge Zepeda con Milena o el fémur más bello del mundo. Si atendemos a la sinopsis, nos encontraremos con que la belleza de Milena también fue su perdición. Convertida en esclava sexual desde la adolescencia, intenta huir cuando muere su protector, un magnate de la comunicación que sufre un fallo cardiaco mientras hace el amor con ella. En su angustiosa fuga, se cruza con los Azules, un trío de justicieros formado por el periodista Tomás Arizmendi, la política Amelia Navarro y el especialista en alta seguridad, Jaime Lemus. Ellos desean liberarla, pero Milena guarda con recelo un espinoso misterio que atesora en su libreta negra y que supone su salvación y, sobre todo, su venganza.

El libro finalista de este año, por su parte, fue Mi color favorito es verte, de Pilar Eyre. Pilar Eyre, una periodista madura y aún presa de una gran pasión por la vida, conoce, durante un verano en la Costa Brava, a Sébastien, un corresponsal de guerra francés de gran atractivo. Entre ellos surge un amor inesperado que los lleva a vivir tres días de intensa relación erótica y sentimental. Cuando Sébastien desaparece repentinamente, Pilar lo busca con desesperación siguiendo las pistas ambiguas que el periodista ha ido dejando a su paso, pero los resultados son cada vez más sorprendentes y misteriosos. Esta no es una bella historia de amor crepuscular, esta es una bella historia de amor entre una mujer que se atreve a llegar hasta el límite y un hombre secuestrado por unos sentimientos imprevistos.

La verdad es que, por el momento, no puedo opinar mucho acerca de las obras ganadoras año tras año, básicamente porque no las suelo leer. No por nada en concreto, no tengo nada en contra de ellas, pero es lo que tiene ser lectora empedernida: que llega un momento en que te fías más de lo que dice tu instinto que de lo que dicen los galardones. De todos modos, estos libros siempre se convierten en unos superventas, por lo que no dejan de ser un regalo ideal para estas fechas.

Por mi parte, he de decir que estoy en proceso de terminar de leer El grito de la tierra. Por el momento me está enganchando igual que lo hicieron los dos títulos anteriores de la trilogía. Para la semana, contaré qué tal ha estado el broche final de esta aventura neozelandesa con tintes femeninos. 🙂

¡Se nota! ¡Se siente! …

Portada de “El umbral de la eternidad”

Lo cierto es que tengo un pequeño bagaje de libros detrás de mí sobre los que quiero hablar ya que recién acabo de terminarlos. Se trata de Cuando todo cambió y Expediente 64. Justo terminé de leerlos la semana pasada pero tendrán que esperar un poquito más para ser analizados ya que estos días hubo una súper primicia que imagino que muchos estábamos deseando que llegara. Se trata, como no podía ser de otra forma, de la publicación de la ansiada tercera parte de la trilogía de The Century, El umbral de la eternidad, por Ken Follett.

¿Qué decir del galés que no se sepa ya? Pues que a mí me tiene completamente conquistada, igual que a otros tantos millones de lectores alrededor de todo el mundo. Tiene un montón de libros en su haber pero lo cierto es que yo sólo me he leído cuatro hasta el momento, los más conocidos quizás: Los pilares de la tierra (magnífico, inconmensurable, para mí de diez), su continuación con Un mundo sin fin (muy bueno también pero pierde en comparación con su predecesora) y las dos primeras entregas de The Century, o sea, La caída de los gigantes y El invierno del mundo.

Los cuatro libros son obras de envergadura, de mil páginas de media. Los dos primeros están ambientados en la Edad Media, en el ficticio pueblo de Kingsbridge, mientras que los dos siguientes recrean con pelos y señales los acontecimientos ocurridos durante la primera y la segunda Guerra Mundial. Aun a pesar de su longitud son tan amenos de leer, aprendes tanto con ellos y son tan entretenidos que se me pasan en un suspiro. Les tengo un cariño enorme a esos cuatro títulos. Hasta soy incapaz de ver una foto de Follett y no sentir cariño por el genial escritor.

Imagen del galés Ken Follet, uno de los escritores contemporáneos más prolíficos e importantes

Por el momento, me queda pendiente leer la tercera entrega de The Century pero me imagino que esperaré un poco. Básicamente a que salga la edición de bolsillo ya que hoy me he pasado por El Corte Inglés de mi ciudad y pude ver el pedazo bicho que es el nuevo tomo. Lamento decir que no hay suficiente espacio para él en mi estantería ya llena de otros libros. Pero resulta agradabilísimo pasear por los escaparates y tiendas y verlo en primera plana. Hacía tiempo que el lanzamiento de un libro no era un acontecimiento de tal calibre, y siempre gusta ver que el sector literario sigue en forma.

Está claro que en este momento no puedo decir de Ken Follett nada que no haya dicho con anterioridad al leer sus novelas. Puedes encontrar los otros artículos aquí, aquí y aquí.

PD: Por cierto que mi visita a la librería de El Corte no fue infructuosa. Conmigo se han venido Carrie, de Stephen King (por fin, no fue sin tiempo), Bajo el cielo de Dublín, de Maeve Binchy (ya he empezado a leerlo) y El grito de la tierra (la tercera parte de la preciosísima trilogía neozelandesa de Sarah Lark). Pero eso… eso ya es otra historia. 🙂