Polos puestos, de Nora Roberts

Después de una semanita de parón estival, regresamos con las pilas cargadas. En este caso toca hablar de Polos opuestos, una de las novelas de la escritora Nora Roberts.

Éste sería el clásico ejemplo de novela negra al uso. Cuenta con todos los elementos: asesino en serie encargado de matar a mujeres jóvenes y rubias y que mantiene en vilo a toda una gran ciudad (Washington DC, nada más y nada menos), un cuerpo policial y detectivesco volcado en el caso y una joven y atractiva psiquiatra encargada de colaborar realizando perfiles psicológicos del posible autor de los crímenes. Nada nuevo bajo el sol.

No obstante la obra resulta francamente entretenida ya que los dos protagonistas (la psiquiatra y el detective) funcionan y trabajan muy bien juntos. Enseguida se verán envueltos en una especie de relación amor/odio que mantendrá en vilo al lector. Además debo decir que el final es decentemente sorprendente, por lo que no acabé decepcionada.

Cambiando de tema, tengo que decir que sigo enfrascada en mi lectura de la semana pasada, Yo confieso, de Jaume Cabré, pero es que esto ya son palabras mayores. Además de la longitud de la obra y del poco tiempo libre, tengo que decir que es un escrito bastante denso, por lo que me está llevando más tiempo del acostumbrado. Aun así, la estoy disfrutando muchísimo.

¡Espero tenerla lista para la semana y así poder contar mis impresiones!

La ciudad de Washington vive atemorizada por un fanático religioso

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *