Recién acabo de terminar la estupenda novela de Ken Follet La caída de los gigantes, pero una obra de tal envergadura merece un post que le haga justicia, y en este momento no me encuentro en posición de hacerle tal honor, por lo que aprovecho para presentar a la que sería mi escritora irlandesa favorita si no existiera en el mundo Marian Keyes. Es por ello que mi queridísima Maeve Binchy, tristemente fallecida el año pasado, ocupa un honroso segundo puesto en mi corazón.

La escritora irlandesa Maeve Binchy

Definida como una escritora costumbrista, sus obras suelen estar ambientadas en Irlanda, en épocas que suceden desde la segunda Guerra Mundial hasta el presente, mayoritariamente. Con voces femeninas en su mayor parte, Binchy nos lleva a lugares desconocidos de Irlanda, como son los bosques de Whitethorn, o a las ciudades de Londres y Dublín, cuyos contrastes con la vida rural de sus otros escritos son más que notables.

La pluma escarlata, de Maeve Binchy

En este caso, me voy a centrar en una de sus novelas que más me ha gustado, La pluma escarlata. La obra toma su nombre de los apellidos de los dos protagonistas: Cathy Scarlet (escarlata) y Tom Feather (pluma). Ambos, amigos desde que estudiaron juntos en una escuela de cocina, deciden crear un catering para servir comidas en distintas fiestas en Irlanda. El nombre de su empresa no es otro que Scarlet Feather o, lo que es lo mismo, La pluma escarlata. Así comienza un nuevo año para ellos, ya que la novela nos va desgranando lo que va pasando a lo largo de los doce meses. Cada capítulo lleva el nombre del mes que corresponde.

Duante la novela, Cathy y Tom se ven envueltos en una vorágine de trabajo que pondrá a prueba todos los cimientos en los que se basaban sus vidas y su amistad, hasta el momento inquebrantable. Además de los cientos de pedidos de los que deben hacerse cargo, empiezan a surgir conflictos con sus familias. Gracias a su propio trabajo y a la ayuda de un puñado de buenos amigos, lograrán vivir el año más estresante y apasionante de sus vidas.

Personalmente, este libro me gustó muchísimo, de lectura ligera y llevadera es ideal para cualquiera. Otros libros de Binchy que he leído, con un resultado igualmente satisfactorio, podrían ser El lago de cristal, Círculo de amigos, Los bosques de Whitethorn o Desde el corazón, por ejemplo. Lecturas cotidianas y entrañables para todos los sentidos.

1 Comment on Un catering de emociones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *